Articulo – Neuronas en el pene

 

jpg_2Lancia

Jöel López Astorkiza

Estoy harto de que para vender un portal de apuestas deportivas online pongan a un chica semidesnuda. De que un banco use la idea de que mirar a otra mujer puede ser infidelidad para vender que puedes ir a su banco teniendo cuenta en otro. Que para ilustrar una noticia sobre discos de vinilo pongan la fotografía de una chica, semidesnuda claro, escogiendo un elepé. De que otro banco venda la falta de comisiones con la idea de que por irte de despedida de soltero tienes que pagar la comisión de ir de compras con tu novia. Porque eso es lo que hacen los novios y las novias. De que un nuevo canal de televisión se estrene anunciando que puedes liarte con sus presentadoras. De que la contraportada de un periódico deportivo publique a una mujer, lo han adivinado: semidesnuda, diariamente. Harto, en definitiva, de que usen a la mujer como un dispositivo para que active las neuronas que llevo instaladas en el pene y que dirigen mis impulsos, mi vida y mis acciones. Porque claro, las mujeres son eso, objetos y los hombres solo tenemos neuronas en el pene. La cabeza, como decía mi abuelo la tenemos de perchero, lo justo para llevar la boina.

Estoy harto de que me tomen por idiota. Pero estoy mucho más harto de que les funcione. De que las grandes firmas de publicidad y las grandes empresas que las contratan decidan invertir millones y millones de euros en campañas, que seguro les parecen brillantes y graciosas, que perpetúan la idea machista de la sociedad. Donde las mujeres son objetos y los hombres, penes con neuronas. Y les funciona porque tanto los consejos de administración de esas empresas como gran parte de su público objetivo creen que eso del machismo es algo aislado, comentarios desafortunados que son malinterpretados por mujeres susceptibles e irritables que se dan por aludidas.

Estoy harto de que los hombres miren, miremos, para otro lado. Que fiscalicemos a cada mujer que verbaliza cada uno de los micromachismos que sufre cada día. Y que cada día me sorprenda pensando o haciendo alguno de esos micromachismos. Y que no pase nada. Y que no cambie nada. Y que me digan que es normal, que tampoco es para tanto. Y que los periodistas celebren el Día de la Mujer con condescendencia hacia la pobrecita mujer mientras los fines de semana, por ejemplo, los programas deportivos se llenan de chistes soeces y groseros porque a los hombres que nos gusta el deporte eso es lo que nos hace gracia. Y que los políticos no entiendan nada, y que ni siquiera intenten comprender nada. Yo soy machista, la sociedad es machista, he crecido en una sociedad sexista pero quiero cambiar la sociedad. Yo me quiero cambiar. El feminismo nos está mirando a los ojos y nosotros seguimos mirándonos el pene. ¿No dice el machismo que el hombre tiene que ser valiente? Ha llegado el momento de demostrarlo.

– See more at: http://www.pikaramagazine.com/2016/03/neuronas-en-el-pene/#sthash.PsTRKUpi.dpuf

14F: Te quiero. Te amo. Te mato #SinSanValentin

tumblr_mjbsfrE0ok1qdm9pxo1_1280

Desde hace más de dos siglos, el amor se inmiscuye en nuestras relaciones de pareja y no nos permite establecer vínculos libres. Hemos creído que el amor es el mayor de los valores. Pensamos en el amor como una fuerza de la naturaleza, tan poderosa como el sol, igual de necesaria, de hercúlea, de imposible. Tan culpable de las sequías como portadora de vida. Y que cuando se extingue, el planeta se muere. Sí, puede ser todo eso pero… también nos impone roles represivos, nos incita a abandonar lo que somos y en lo que creemos.

El amor nos puede dar vida, pero también la puede quitar. Conocer y controlar nuestras relaciones, trabajar nuestra autoestima y tener seguridad y confianza en nosotras mismas… son las claves para una relación sana y para creer en el amor, y afirmar que el amor da vida, da felicidad. Si no conseguimos controlar nuestras relaciones amorosas entraremos en el laberinto de la violencia machista.

Pre-San Valentín:

4 ASESINADAS en 48 horas por terroristas machistas.

-Ana Gómez Nieto, disparada con una escopeta de caza. Tenía 40 años, vecina de Becerreá, Lugo.
-Mujer apuñalada. Tenía 54 años, vecina de Estepona.
-Mujer arrojada por las escaleras. Tenía 60 años, vecina de Fuengirola.
-Mujer apuñalada. Tenía 72 años, vecina de Valencia.

 

imagenes-frases-amor

Investigaciones diversas señalan que es en el ámbito de las relaciones de pareja donde subsisten manifestaciones diversas de violencia y en estas son más comunes las llamadas “violencias sutiles”, violencias vinculadas al control, los celos y los mitos del aclamado “amor verdadero”, colocando a las jóvenes enamoradas en posicion de subordinación. Las jóvenes enamoradas viven una relación tóxica: no hay respeto, no hay diversión, no hay aceptación ni ternura: hay falta de respeto; hay abuso de uno sobre la otra; hay dominio y control. Eso no es amor, ese amor mata. La idea del “amor romántico” nos nubla la vista, ciega nuestras mentes y, a veces, caemos en un pozo del cual… en muchos casos, no volvemos a salir.

La búsqueda del “príncipe azul” que traerá consigo el “amor de verdad” sigue vigente entre las jóvenes y funciona como mito en sus relaciones de pareja y nuestras jóvenes no se percatan de que el exceso de control, los celos, las imposiciones… son engañosas pruebas de amor. Quedan atrapadas en una tela de araña de la que muchas veces son incapaces de escapar.

Tres_metros_sobre_el_cielo-851167545-large

La violencia hacia las mujeres por mor del amor, ha sido justificada en el pasado. Perdón, y en el presente, y muy a nuestro pesar, sigue siendo justificada y, los medios de comunicación, han sido, siguen siendo, principalmente, el vehículo transmisor de dicha justificación. A modo de ejemplo extraigo este retazo de una noticias que rescatada de la hemeroteca.

Página/12. Sociedad.Opinión.22/05/2015. Artículo de Mariana Carvajal:

[…]
Mirtha Legrand, directora del programa de Canal 13 de Buenos Aires(argentina) le pregunta a Laura Miller, (cantante y actriz argentina que había sufrido violencia machista de su expareja) lo siguiente:

“¿Pero vos qué hacías para que te pegara?”, le largó sin filtro.

Molesta, incómoda, Miller le replicó: “¿Cómo yo qué hacía?”.

Y la diva insistió: “¿Hiciste algo anormal, algo malo?”. “No, lo que pasa es que nadie tiene el derecho de levantarte la mano”, aclaró Miller
[…]

Recién en ese momento, cuando se dio cuenta de que no iba a poder pisotear a “su” víctima, Legrand intentó torcer su rumbo, pero con poco éxito: “Está mal hecha mi pregunta, ¿qué motivaba que ese hombre tuviera que golpearte?”, pretendió corregir. Otra vez, aparece la idea de que puede haber causas, motivos, para que un hombre tenga derecho a sancionar con golpes a su pareja. Las justificaciones de la violencia machista no son nuevas en la tele. Están arraigadas como todavía lo están en la sociedad. Pero en la pantalla se legitiman, apostilla Carvajal.

¿Por qué ser ‘una zorra’ es malo y ser ‘un zorro’ es bueno? Zorro igual a ‘hombre astuto’. Zorra igual a “prostituta’.

Señalábamos que esas “engañosas pruebas de amor” en las que se ven envueltas muchas jóvenes a menudo las ponen en desventaja y en riesgo de convertirse en víctimas de violencia. Estamos en el segundo mes del 2016 y 10 mujeres han sido asesinadas y una niña de un año, por violencia machista.

Porque queremos que nos amen sin violencia, Ágora Político Feminista Sevilla, se concentra este 14 de febrero,’Día del amor’. Esta vez no vamos a guardar un minuto de silencio por las mujeres asesinadas. Por el contrario, vamos a realizar una pitada contra las violencias machistas para que toda Sevilla entienda que no podemos ser partícipes de tanta violencia y que todo el mundo, hombres y mujeres han de unirse a las mujeres que batallan por erradicar las violencias de nuestras de nuestras vidas, porque si no las combatimos, somos cómplices.

  • Sevilla: #14F, 12:00 h. Plaza Nueva

 

También se están convocando multiples concentraciones en otras ciudades con este mismo motivo los dias 14 y 15 de Febrero, no faltes!

  • Madrid: #14F Atocha-Sol a las 18.30h. NOS QUEREMOS VIVAS! #SinSanValentín

 

Articulo original publicado por LaotraPagina.com el 11/02/21016:

http://www.laotrapagina.com/noticia-843.html

El trabajo de tus sueños

job_talent

La empresa colaboradora de Endesa,  Directel Global Energy, publicaba el martes 8 de febrero una oferta dentro de la web Job and Talent en la que podía leerse literalmente lo siguiente:

“Persona metódica y responsable. Grabación de datos en aplicación entorno web, atención teléfonica (centralita) y conocimientos contables básicos. Experiencia en uso de Excel y otras herramientas Office. Se precisa para oficina en el centro de Málaga. Ofrecemos contrato de becario de 40 horas la semana de 18 a 30 años con buena presencia y joven, de preferencia mujer soltera abstenerse personas que no cumplan los requisitos”. En el título de la oferta podía leerse perfectamente “becario/no remunerado”.

Lo sesgado, sexista e injusto de la oferta provocó las quejas de los usuarios de esta red laboral que no tardaron en hacerse eco de la peculiar oferta realizada por esta empresa malagueña. D. M. es una de las denunciantes, que no tardó un segundo en inscribirse a la oferta únicamente para enviar un mensaje al departamento de recursos humanos de la empresa alegando que dicha proposición laboral es digna de explotadores y machistas. “Es una pena, un asco y una vergüenza que en 2016 aún haya empresas que se aprovechen de la desesperación de las personas y de la mala situación económica por la que atraviesa el país para generar estos puestos de trabajo”. [1]

Publicacion-facebook-Mediterraneo-Digital_EDIIMA20140204_0212_20

Captura-oferta-empleo_EDIIMA20140204_0229_21

Lamentablemente este tipo de ofertas laborales con sesgo sexista-machista es más habitual de lo que parece. Animamos a cualquier persona que tenga noticia de ofertas similares que las denuncien ante La Defensora del Pueblo y las asociaciones de consumidor@s, ya que además son contrarias a la ley laboral.

Creemos que este tipo de anuncios deberían ser duramente sancionados por los órganos competentes, es decir el Instituto Nacional de la Mujer. La permisividad con actitudes claramente machistas es especialmente grave en el mundo laboral, ya que en muchas ocasiones la necesidad de sustento coloca a las mujeres en una posicion de vulnerabilidad ante abusos machistas-sexistas por parte de sus empleadores, como denunciabamos en otro artículo recientemente.

Si quieres denunciar ante el Instituto Nacional de la Mujer, entra en:

http://www.inmujer.gob.es/observatorios/observImg/quejas/home.htm

 

Fuente:
[1] http://www.moedetriana.com/empresa-busca-a-mujer-soltera-joven-y-con-buena-presencia-para-trabajar-40-horas-semanales-por-0e/

#JusticiaPatriarcal : Tocarle el culo a una empleada no es acoso sexual

 acoso-sexual_300_188

6/02/2016 – Fuente: Mediterráneo Digital / Feminicidio.net

La Audiencia Provincial de Madrid ha revocado una sentencia que condenaba a un farmacéutico de la capital por acoso sexual a dos de sus empleadas.

El texto señala que (y citamos de manera literal) “dar palmadas en las nalgas, dar un beso en la oreja, abrazar, dar un beso en los labios, acariciar la pierna o el pelo no implican la proposición de ninguna relación sexual, sino que suponen la realización de actos de contenido sexual”.

Así, el Tribunal entiende que no se trata de un acoso, sino de un “abuso”. Y como la denuncia era por acoso, decide absolver al acusado y eximirle de pagar la indemnización solicitada por dos las víctimas.

El juez incide en que para el delito de acoso sexual “no basta con la proposición de actos sexuales”, sino que “es necesario, además, que tal comportamiento provoque a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante”, algo que no aprecia la Audiencia en este caso.

Se sienta así un peligroso precedente judicial que abre una delicada vía penal para el acoso sexual (normalmente vinculado al ámbito laboral) de nuestro país. [1]

 

Como señalan las compañeras de feminicidio.net en un artículo reciente [2], comprobamos una y otra vez que algunos de los guardianes más fieles del patriarcado están en la Justicia.

En estos días nos enterábamos por La Voz de Galicia de que un acusado de homicidio (feminicidio) de su pareja había obtenido la libertad hasta la celebración del juicio. La noticia no aclara cuándo abandonó la cárcel pero se trata de un acontecimiento grave a los ojos de la opinión pública aunque pase inadvertido como la noticia menor en un periódico.

FB_IMG_1454960339556

La semana pasada nos enterábamos de otros dos casos empañados por la Justicia Patriarcal muy sonados en los periódicos: la entrada en prisión de María Salmerón, una mujer que se rebeló a la justicia sevillana desde el 2009, año que perdió la custodia de su hija de nueve años, por no permitirle ver a su padre maltratador. El exmarido había sido condenado en 2008 a 21 meses de prisión por malos tratos pero nunca se le retiró el régimen de visitas, aunque su propia hija manifestara la resistencia a tener contacto con un padre violento. Tras años de tormento judicial, María Salmerón debía ingresar en prisión este viernes, 5 de febrero, para cumplir una condena de siete meses de cárcel por incumplir el régimen de visitas. Finalmente fue indultada parcialmente por el ministro de Justicia, Rafael Catalá.

Otro caso es el de Joaquín Benítez, un exprofesor de gimnasia de la escuela de los maristas del barrio de Sants, Barcelona, acusado de agredir sexualmente a varios de sus alumnos. Las denuncias confirmadas son cinco, pero podría alcanzar la docena de demandas. El padre de uno de los alumnos abusados que interpuso la primera denuncia se refiere a Benítez como un auténtico “depredador sexual” y esperaba que este sábado pasado el acusado quedara detenido después de declarar ante la Justicia. Pues el juez lo dejó en libertad provisional.

Desde hace 4 años los colectivos feministas y en defensa de los derechos de las mujeres utilizan el  HT en Twitter #JusticiaPatriarcal para compartir noticias que leídas y analizadas sin un patrón, sin un marco con las gafas de género, enmascaran la permisividad del sistema penal con perpetradores de los delitos más graves facilitando que gocen, en determinados casos, de libertad, conmutación de pena y privilegios judiciales por el hecho de ser hombres juzgados por hombres.

Fuentes:

[1] http://www.mediterraneodigital.com/sucesos-espana/ultimas-noticias-sucesos-espana/la-justicia-sentencia-que-tocarle-el-culo-a-una-empleada-no-es-acoso-sexual.html

[2] http://www.feminicidio.net/articulo/espa%C3%B1a-los-guardianes-la-justicia-patriarcal-y-los-privilegios-masculinos

No me tendría que sentir en la necesidad de explicarle a nadie que…

Porque las calles son nuestras, nuestros cuerpos son nuestros, el mundo es nuestro, nuestras amistades son nuestras, nuestras familias, nuestro colegio, nuestra educación, ..

todo esto es nuestro igual que se podría decir de cualquier persona. la “propiedad”, tener algo para mi, no es algo que me guste porque lo ideal es compartir, porque no hay nada “mío” que se pueda decir que soy la única dueña de ello y nadie de todo lo que me rodea posee ese algo tanto como yo. Quizás eso sólo pasa con mi cuerpo. Es más mío que de nadie.

No me tendría que sentir en la necesidad de explicarle a nadie que mi cuerpo es mío. Pero viendo anuncios de esa caja de destrucción masiva, viendo los carteles publicitarios, escuchando la radio, viendo películas, series, dibujos, ropa, juguetes de niñxs, botellas de agua, cepillos de dientes, productos de limpieza, .. en fin, viendo mi cuerpo vendido, viendo que si me quiero sentir sexi o guapa, tengo que tener en cuenta que no soy yo sola la que me ve o me siente sexi, sino que hay un sector de la población masculina, que aparte de sentirse atraido por ese cuerpo mío, va a querer o sentir la necesidad de poseerlo, de tocarlo, de acercarse, de hacerlo suyo de una u otra manera. Viniendo a escribir esto, por el camino mismo me han dicho que si estaba rico el plátano que me andaba comiendo. No entiendo que tenga que explicarle yo a nadie lo rico que está el plátano, el chupachups, el helado, o el cigarro. No entiendo qué le hace sentir a otrx, cuando le dice a un “igual” qué rico está ese plátano, no? Quiero decir, si me sintiese como una igual a él, quizás también lo haría, quizás me saludara, quizás se alegrara realmente de que yo esté disfrutando de mi desayuno, fuera empático conmigo, amable, gracioso,.. pero no.. yo sé que no, que si me dice algo así (suele ser con otro de su especie cerca), está queriendo posicionarse. Está también queriendo posicionarme a mi. Se está mofando, está asemejando su querido y amado falo al plátano que me estoy comiendo, y eso me hace hasta indigestarme. No está siendo amable ni mucho menos, no está empatizando, está tocandome el alma, está metiéndose donde no le llaman a hacer un comentario cuanto menos soez, que lo que pretende es quedar por encima mía, y demostrarme que él es dueño no sólo de su cuerpo sino que del mío también.

Quería decir antes de todo esto, que no entendía por qué tenía que andar explicando qué es lo mío y qué es lo de nadie, ya que para muchas mujeres, hombres y trans, esto está muy claro. Todxs tenemos asimilado nuestro cuerpo como algo nuestro. Es lo primero que tenemos antes que ninguna otra cosa. Antes que el pensamiento, y antes que la palabra, antes que .. y sin embargo algunas mujeres sentimos que nos lo quieren arrebatar, o que no es nuestro del todo, tienen otras personas derecho sobre él. No hablo del aborto, esa decisión por supuesto y sin ninguna duda es algo que nos pertenece a nosotras aunque también hay quien lo pone en duda.

Pero no hablo de eso, hablo de mi cuerpo como persona. Quiero que cuando mi hija nazca yo tenga clara realmente mi misión en este mundo y quiero ser capaz de hacerlo cambiar aunque sea una pizquita, para que cuando ella llegue a comprender que es una mujer, y que igual que yo tiene la necesidad de defender lo suyo porque sino, alguien se lo va a intentar quitar, lo haga, que coja aire y siga el camino de la libertad individual de las mujeres.

Me cuesta asimilarlo, pero también tengo que explicarle esto a los hombres, y es que ellos también tienen madres, hermanas o hijas, a las que les va a faltar ese ápice de libertad de la que cualquier hombre disfruta sin darse cuenta ni de que pudiera no hacerlo.

La libertad de ir por la calle sin que nadie se meta con tu pantalón, camiseta, peinado, uñas, maquillaje, tacón, falda, culo, tetas, nariz, ojos.. en fin salir a la calle a caminar libre. Sin ser juzgada ni ser el punto de mira de nadie, porque igual que un día siento que soy sexi, que estoy buena y que me voy a comer el mundo, otro día siento que (bueno mi caso hoy es mas extremo, pero voy a poner ejemplos de cuando yo tenía una vida normal) siento que estoy descuidándome, que me muerdo las uñas, que esos pelos no me gustan, que estoy triste, que he engordado, que me ha salido un grano..y esos días, tampoco me apetece que alguien con quien me cruce por la calle se tenga que meter en mi terreno, en mi espacio vital,. Supongo que a todas nos pasa, un día estamos de buen humor, y nos hace hasta gracia, que un gordo apestoso al que seguramente no se le levante o que nunca quizás haya sabido dar placer realmente a una persona o ni a sí mismo porque no entienda que el sexo no sólo sea el acto de eyacular, puede que ese día en el que yo esté de buen humor, y el gilipollas este venga a decirme cualquier cosa, coja y le responda con una sonrisa.

Pero amiga si supiera que te está vejando, que te hace sentir una mierda cuando lo hace, que así el se siente más machito y a ti te hace sentirte indefensa, incómoda tal vez, o nada, simplemente, eres un puto cuadro andante al que alabar y decir: oh qué obra de arte más bonita. O qué bien huele este limón, o que ricas las alcachofas..

Debo pararme, esto ya lo he leído. Debo pararme a hablar con él y preguntarle si realmente se siente bien con lo que hace, preguntarle porqué lo hace, y si realmente se pueden cruzar más de dos palabras con él, decirle si le sentaría bien ver cómo un gordo baboso como él se pone a preguntarle a su hija/madre o hermana si le gusta el plátano que se está comiendo. Que pasa? Tengo que elegir comer mejor una manzana, o cualquier alimento que no tenga forma fálica para evitarme que me digas algo? Esque es mejor una manzana? Acaso con las manzanas no me vas a decir nada? Y si voy paseando sin comer? Tapada hasta las cejas y tobillos,,.. así no me vas a decir nada? Creo que sigues sintiéndote tan por encima de mi, o en/a tu manera de verte superior, o con ganas de demostrarle a alguien lo estúpidamente gracioso que eres.., que aunque pasase con una manta en la cabeza, sólo por el hecho de saber que soy mujer, vendrías y me dirías algún comentario.

Esto es lo que quiero abolir. Quiero salir a la calle trankila, ya esté vestida de faralay o en tirantes (ya que desnuda es demasiado para esta sociedad, también si fuera hombre), peinada o sin pintar, con escote o las medias rotas. Quiero que me de igual, y sobretodo quiero que le de igual al mundo.

Necesito de una educación tanto para hombres como para mujeres en la que se nos trate de iguales verdaderamente, y no consiste en pisar unas a otros, consiste en respetarnos como iguales. Que es de los derechos más básicos y fundamentales del que deberíamos todxs estar disfrutando desde “la creación” y que por desgracia no