Libros infantiles para educar en igualdad y diversidad

Captura-de-pantalla-2016-04-04-a-las-2.00.28.png

 

La mayoría de nosotros no tenemos problema en regalar a una niña un libro cuyo protagonista es un niño pero, ¿le regalaríamos un cuento a un niño en el que la protagonista fuera una niña?

Si estas percepciones sobre el “género” fueran distintas en los libros infantiles, serían una herramienta muy poderosa para que nuestros hijos sintieran y actuaran como iguales, independientemente de su género, y pudieran cambiar el mundo.

igualdad.001

Os dejamos unos cuantos títulos muy recomendables y, al final, el enlace al articulo completo:
Por cuatro esquinitas de nada de Editorial Juventud. Una de las obras más representativas que pone en evidencia la exclusión.
“El cazo de Lorenzo” de Editorial Juventud. Sobre las dificultades y obstáculos de un niño con diferentes capacidades.
“Miércoles” de Océano Travesía. Un libro sobre la cooperación y las posibilidades del trabajo en equipo.
“Pequeño azul y pequeño amarillo” de Kalandraka. Una emotiva historia de amistad con tres colores como protagonistas.
“Pajarraco”  de Océano Travesía. Sobre la diferencia y la importancia de las diferentes capacidades.
“El jersey nuevo” de Andana. Por sus valores sobre la individualidad y la originalidad.

“Elenita” la historia de una niña que lucha por perseguir su sueño de ser sopladora de vidrio.
“Rosa Caramelo” un clásico de Adela Turín sobre lo femenino y el color rosa
“Doña Eremita, reina de la carretera” sobre las aventuras de la intrépida Eremita al volante de un coche muy inusual.
“Las lavanderas locas” la historia de unas lavanderas que un día se hartan de recoger y lavar lo que ensucian los demás
“El libro de los cerdos” sobre la responsabilidad en el hogar.
“La historia de los bonobos con gafas” de la auotora Adela Turín, pionera en la creación de álbumes sobre igualdad y coeducación.

 

Lee el articulo completo en www.beatrizmillan.com

Articulo – Neuronas en el pene

 

jpg_2Lancia

Jöel López Astorkiza

Estoy harto de que para vender un portal de apuestas deportivas online pongan a un chica semidesnuda. De que un banco use la idea de que mirar a otra mujer puede ser infidelidad para vender que puedes ir a su banco teniendo cuenta en otro. Que para ilustrar una noticia sobre discos de vinilo pongan la fotografía de una chica, semidesnuda claro, escogiendo un elepé. De que otro banco venda la falta de comisiones con la idea de que por irte de despedida de soltero tienes que pagar la comisión de ir de compras con tu novia. Porque eso es lo que hacen los novios y las novias. De que un nuevo canal de televisión se estrene anunciando que puedes liarte con sus presentadoras. De que la contraportada de un periódico deportivo publique a una mujer, lo han adivinado: semidesnuda, diariamente. Harto, en definitiva, de que usen a la mujer como un dispositivo para que active las neuronas que llevo instaladas en el pene y que dirigen mis impulsos, mi vida y mis acciones. Porque claro, las mujeres son eso, objetos y los hombres solo tenemos neuronas en el pene. La cabeza, como decía mi abuelo la tenemos de perchero, lo justo para llevar la boina.

Estoy harto de que me tomen por idiota. Pero estoy mucho más harto de que les funcione. De que las grandes firmas de publicidad y las grandes empresas que las contratan decidan invertir millones y millones de euros en campañas, que seguro les parecen brillantes y graciosas, que perpetúan la idea machista de la sociedad. Donde las mujeres son objetos y los hombres, penes con neuronas. Y les funciona porque tanto los consejos de administración de esas empresas como gran parte de su público objetivo creen que eso del machismo es algo aislado, comentarios desafortunados que son malinterpretados por mujeres susceptibles e irritables que se dan por aludidas.

Estoy harto de que los hombres miren, miremos, para otro lado. Que fiscalicemos a cada mujer que verbaliza cada uno de los micromachismos que sufre cada día. Y que cada día me sorprenda pensando o haciendo alguno de esos micromachismos. Y que no pase nada. Y que no cambie nada. Y que me digan que es normal, que tampoco es para tanto. Y que los periodistas celebren el Día de la Mujer con condescendencia hacia la pobrecita mujer mientras los fines de semana, por ejemplo, los programas deportivos se llenan de chistes soeces y groseros porque a los hombres que nos gusta el deporte eso es lo que nos hace gracia. Y que los políticos no entiendan nada, y que ni siquiera intenten comprender nada. Yo soy machista, la sociedad es machista, he crecido en una sociedad sexista pero quiero cambiar la sociedad. Yo me quiero cambiar. El feminismo nos está mirando a los ojos y nosotros seguimos mirándonos el pene. ¿No dice el machismo que el hombre tiene que ser valiente? Ha llegado el momento de demostrarlo.

– See more at: http://www.pikaramagazine.com/2016/03/neuronas-en-el-pene/#sthash.PsTRKUpi.dpuf

14F: Te quiero. Te amo. Te mato #SinSanValentin

tumblr_mjbsfrE0ok1qdm9pxo1_1280

Desde hace más de dos siglos, el amor se inmiscuye en nuestras relaciones de pareja y no nos permite establecer vínculos libres. Hemos creído que el amor es el mayor de los valores. Pensamos en el amor como una fuerza de la naturaleza, tan poderosa como el sol, igual de necesaria, de hercúlea, de imposible. Tan culpable de las sequías como portadora de vida. Y que cuando se extingue, el planeta se muere. Sí, puede ser todo eso pero… también nos impone roles represivos, nos incita a abandonar lo que somos y en lo que creemos.

El amor nos puede dar vida, pero también la puede quitar. Conocer y controlar nuestras relaciones, trabajar nuestra autoestima y tener seguridad y confianza en nosotras mismas… son las claves para una relación sana y para creer en el amor, y afirmar que el amor da vida, da felicidad. Si no conseguimos controlar nuestras relaciones amorosas entraremos en el laberinto de la violencia machista.

Pre-San Valentín:

4 ASESINADAS en 48 horas por terroristas machistas.

-Ana Gómez Nieto, disparada con una escopeta de caza. Tenía 40 años, vecina de Becerreá, Lugo.
-Mujer apuñalada. Tenía 54 años, vecina de Estepona.
-Mujer arrojada por las escaleras. Tenía 60 años, vecina de Fuengirola.
-Mujer apuñalada. Tenía 72 años, vecina de Valencia.

 

imagenes-frases-amor

Investigaciones diversas señalan que es en el ámbito de las relaciones de pareja donde subsisten manifestaciones diversas de violencia y en estas son más comunes las llamadas “violencias sutiles”, violencias vinculadas al control, los celos y los mitos del aclamado “amor verdadero”, colocando a las jóvenes enamoradas en posicion de subordinación. Las jóvenes enamoradas viven una relación tóxica: no hay respeto, no hay diversión, no hay aceptación ni ternura: hay falta de respeto; hay abuso de uno sobre la otra; hay dominio y control. Eso no es amor, ese amor mata. La idea del “amor romántico” nos nubla la vista, ciega nuestras mentes y, a veces, caemos en un pozo del cual… en muchos casos, no volvemos a salir.

La búsqueda del “príncipe azul” que traerá consigo el “amor de verdad” sigue vigente entre las jóvenes y funciona como mito en sus relaciones de pareja y nuestras jóvenes no se percatan de que el exceso de control, los celos, las imposiciones… son engañosas pruebas de amor. Quedan atrapadas en una tela de araña de la que muchas veces son incapaces de escapar.

Tres_metros_sobre_el_cielo-851167545-large

La violencia hacia las mujeres por mor del amor, ha sido justificada en el pasado. Perdón, y en el presente, y muy a nuestro pesar, sigue siendo justificada y, los medios de comunicación, han sido, siguen siendo, principalmente, el vehículo transmisor de dicha justificación. A modo de ejemplo extraigo este retazo de una noticias que rescatada de la hemeroteca.

Página/12. Sociedad.Opinión.22/05/2015. Artículo de Mariana Carvajal:

[…]
Mirtha Legrand, directora del programa de Canal 13 de Buenos Aires(argentina) le pregunta a Laura Miller, (cantante y actriz argentina que había sufrido violencia machista de su expareja) lo siguiente:

“¿Pero vos qué hacías para que te pegara?”, le largó sin filtro.

Molesta, incómoda, Miller le replicó: “¿Cómo yo qué hacía?”.

Y la diva insistió: “¿Hiciste algo anormal, algo malo?”. “No, lo que pasa es que nadie tiene el derecho de levantarte la mano”, aclaró Miller
[…]

Recién en ese momento, cuando se dio cuenta de que no iba a poder pisotear a “su” víctima, Legrand intentó torcer su rumbo, pero con poco éxito: “Está mal hecha mi pregunta, ¿qué motivaba que ese hombre tuviera que golpearte?”, pretendió corregir. Otra vez, aparece la idea de que puede haber causas, motivos, para que un hombre tenga derecho a sancionar con golpes a su pareja. Las justificaciones de la violencia machista no son nuevas en la tele. Están arraigadas como todavía lo están en la sociedad. Pero en la pantalla se legitiman, apostilla Carvajal.

¿Por qué ser ‘una zorra’ es malo y ser ‘un zorro’ es bueno? Zorro igual a ‘hombre astuto’. Zorra igual a “prostituta’.

Señalábamos que esas “engañosas pruebas de amor” en las que se ven envueltas muchas jóvenes a menudo las ponen en desventaja y en riesgo de convertirse en víctimas de violencia. Estamos en el segundo mes del 2016 y 10 mujeres han sido asesinadas y una niña de un año, por violencia machista.

Porque queremos que nos amen sin violencia, Ágora Político Feminista Sevilla, se concentra este 14 de febrero,’Día del amor’. Esta vez no vamos a guardar un minuto de silencio por las mujeres asesinadas. Por el contrario, vamos a realizar una pitada contra las violencias machistas para que toda Sevilla entienda que no podemos ser partícipes de tanta violencia y que todo el mundo, hombres y mujeres han de unirse a las mujeres que batallan por erradicar las violencias de nuestras de nuestras vidas, porque si no las combatimos, somos cómplices.

  • Sevilla: #14F, 12:00 h. Plaza Nueva

 

También se están convocando multiples concentraciones en otras ciudades con este mismo motivo los dias 14 y 15 de Febrero, no faltes!

  • Madrid: #14F Atocha-Sol a las 18.30h. NOS QUEREMOS VIVAS! #SinSanValentín

 

Articulo original publicado por LaotraPagina.com el 11/02/21016:

http://www.laotrapagina.com/noticia-843.html

¿Qué es una película machista?

La que aplica y corrobora los principios del patriarcado, como considerar que los hombres merecen más protagonismo que las mujeres, o que una mujer se define por su relación con un hombre, o que las mujeres, si no son complacientes, son odiosas, o que si tienen algún poder, lo han obtenido por medios turbios y lo ejercen con consecuencias nefastas.

n-LA-ISLA-MINIMA-628x314

Utilicemos como ejemplo las cinco cintas nominadas al Goya a la mejor película.

Empecemos con la ganadora, La isla mínima, y con El Niño. Ambas responden a un modelo muy habitual en el cine dirigido al gran público, que podríamos resumir en tres reglas. Una: la acción gira en torno a hombres que pelean. Dos: contrariamente a los varones, las mujeres nos son presentadas no en función de sus proyectos propios o de las relaciones que establecen con los personajes de su mismo sexo, sino según sus relaciones con los hombres. Tres: que un personaje femenino se dibuje como positivo (o al menos, indiferente) o negativo depende de si favorece o entorpece los proyectos masculinos. Tanto en La isla mínima como en El Niño, los papeles de ellas, muy secundarios, consisten principalmente en ayudarlos a ellos: en La isla…, aparecen solamente para dar pistas a los inspectores que ocupan el centro de la narración; sus propias vivencias importan poco (¿por qué, por ejemplo, no se da mayor protagonismo a la madre de las víctimas, o a sus compañeras, o a ellas mismas, en flash-back?). En El Niño sirven también de apoyo (una ayuda a los policías, la otra a los traficantes) o de reposo del guerrero, al que relajan con un rato de sexo o consuelan visitándole en la cárcel.

En cuanto a los personajes femeninos negativos, en el modelo de cine del que estamos hablando (que no es el único, pero sí el dominante), responden a los estereotipos de loca, víctima o manipuladora. Este último resulta especialmente interesante [..]

LEE EL ARTICULO COMPLETO DE Laura Freixas EN HUFFLINGTON POST:

http://m.huffpost.com/es/entry/6833124

 

Vidas que no valen lo mismo

descarga

 

En los 5 primeros dias de este año han sido asesinadas dos mujeres en España a manos de sus parejas. Un tercer hombre se entregó a la justicia “para evitar asesinar a su compañera”. La reacción social e institucional ha sido prácticamente inexistente: es urgente restablecer el compromiso de lucha contra la violencia machista a todos los niveles y dejar de lado la retórica.

13 de las 57 mujeres que fueron oficialmente asesinadas en 2015 habían denunciado malos tratos. A pesar de haber denunciado, fueron igualmente asesinadas. Las cifras son estremecedoras: el año pasado aproximadamente 100.000 mujeres denunciaron por malos tratos en nuestro país, de las que únicamente 16.526 cuentan con algún tipo de protección policial  (13.476 por riesgo bajo, 2.916 riesgo medio, 126 riesgo alto y 8 por riesgo extremo). Sólo 756 de estos maltratadores están vigilados mediante pulsera electrónica.

¿Pasaría lo mismo si la amenaza de muerte fuese contra cargos políticos en vez de contra mujeres anónimas?¿Vale más la vida de Miguel Ángel Blanco o de Patxi López que las de Silvia García o Mariana Carmen Radú? Exigimos que la violencia machista sea de una vez considerada Cuestión de Estado, estableciendo una campaña de tolerancia cero y dedicando todos los recursos que sean necesarios para acabar con esta sangría insoportable.

http://m.publico.es/sociedad/1945489/detenido-por-su-presunta-implicacion-en-la-muerte-de-la-joven-cuyo-cadaver-aparecio-en-un-pantano-de-badajoz

¿Ha cambiado el miedo de bando?

 

No estamos reevindicando salir a dar hostias. Estamos hablando de poder defendernos, y de generar una respuesta colectiva que apele al orden simbólico, ese que después se materializa en carne, y cuyo efecto consiste en el asesinato constante de mujeres, bolleras y trans. Sin olvidar las palizas, las violaciones y las agresiones sexuales.

vaskas